Dirección de Segurpricat consulting

jueves, 7 de junio de 2012

ATRACO A UN FURGÓN DE LA EMPRESA LOOMIS EN FRANCIA



El jueves, un furgón blindado de transportes de fondo no resistió al asalto de unos delincuentes. Fuertemente armados y muy organizados, elaboraron un escenario para robar entre uno y dos millones de euros según las fuentes.

Un vehículo blindado de la empresa Loomis fue robado el jueves por la tarde por varios hombres armados en la carretera nacional 17 a la altura de Roclincourt, entre Arras y Lens, en el Paso de Calais, según la gendarmeria y el ministerio fiscal de Arras.

El jueves hacia las 15 horas, los delincuentes detienen el primer camión a la altura de Sainte-Catherine-les-Arras. Armados con fusiles ametralladores y pasamontañas, requisan el vehículo haciéndose pasar por miembros del GIGN (Grupo de Intervención de la Gendarmeria Nacional), según indica La Voix du Nord en su pagina Web.

Un escenario minuciosamente elaborado.

Luego, los malhechores realizaron un control de identificación con estrechamiento de la vía, con material de señalización robado con el fin de hacer disminuir la circulación. El círculo se cierra sobre los vigilantes de transportes de fondos que se encuentran bloqueados. Los ladrones ocultan el furgón blindado con el camión hurtado mientras que una furgoneta blanca fuerza la entrada con una explosión, en su interior cinco individuos con pasamontañas.

En presencia de testigos estupefactos, los delincuentes calzan las ruedas del furgón blindado, luego ponen cargas explosivas sobre el parabrisas y sobre la puerta trasera. Los Vigilantes lograron salir a tiempo antes de que los delincuentes prendieran fuego al furgón blindado e hicieran saltar la puerta trasera.

Muy rápidamente, los delincuentes cargan una treintena de bolsas contenidas en el furgón blindado incendiando los tres vehículos implicados en el ataque incluido el blindado. En su huida, dispararon a un testigo que acudió para aportar su ayuda pensando que era un accidente de circulación. Este individuo no resulto herido. El camionero fue liberado y no resultaron heridos ni este ni los vigilantes de Loomis.

Con la ayuda de un helicóptero, la gendarmería desplegó inmediatamente un dispositivo de búsqueda para encontrar a los delincuentes, que ha resultado en vano por ahora. El botín de esta operación mafiosa esta estimado en un millón de euros según Francia 3 y de dos millones de euros según Nord-Éclair. La policía judicial de Lille continúa la investigación