La Policía Nacional desarticula una organización que robó en más de 50 domicilios de Andalucía y Extremadura

05 / 06 / 2012 MADRID
Nueve personas detenidas en las provincias de Sevilla y Córdoba
Empleaban herramientas profesionales de cerrajería para forzar las puertas y después de los asaltos ocultaban los objetos sustraídos en habitáculos “secretos”, creados a tal efecto, en el interior de los coches que utilizaban en sus desplazamientos
Llegaron a cometer tres sustracciones el mismo día en diferentes localidades, alguna de ellas con moradores en su interior
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización responsable de más de cincuenta robos en domicilios de Andalucía y Extremadura. En la operación han sido detenidas nueve personas en las provincias de Sevilla y Córdoba. Después de los asaltos ocultaban los objetos sustraídos en habitáculos “secretos”, creados a tal efecto, en el interior de los coches que utilizaban en sus desplazamientos. Disponían de una enorme movilidad, llegando a cometer tres sustracciones el mismo día en diferentes localidades, alguna de ellas con moradores en su interior.
La investigación se inició a finales de enero del 2012 tras varias denuncias de robos en domicilios de las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura.  Las primeras pesquisas permitieron a los agentes averiguar que los responsables de los asaltos tenían su base en la ciudad de Córdoba, y desde allí se desplazaban a distintas localidades del sur y oeste de España.
Conocimientos de cerrajería
Investigaciones posteriores permitieron comprobar que actuaban con gran profesionalidad a la hora de elegir sus objetivos, en la planificación de los asaltos y en su ejecución. Al inicio de su jornada, a primera hora de la mañana se distribuían en dos grupos y al finalizar el día se reunían para unificar los botines obtenidos. Los arrestados fracturaban las cerraduras de las viviendas empleando multitud de herramientas profesionales de cerrajería.
Con toda la información disponible se estableció un dispositivo que permitió la detención “in fraganti” de seis miembros de la organización cuando, divididos en dos grupos, acababan de cometer dos robos en Córdoba y Sevilla. En el momento del arresto se les intervino una importante cantidad de útiles de cerrajería usados para violentar las puertas de acceso a los domicilios. También les fueron intervenidos dos coches en los que habían habilitado huecos camuflados para esconder los efectos sustraídos para evitar que fueran detectados en un control policial.
Recuperadas multitud de joyas y otros efectos sustraídos
Tras estas detenciones, se detuvo también a la persona encargada de dar “salida” a los efectos sustraídos y se practicaron tres registros, dos en la ciudad de Córdoba y un tercero en la localidad de Pozoblanco. Durante la operación los agentes han recuperado numerosas joyas, material informático y otros efectos procedentes de los robos. En uno de los domicilios se intervinieron además 4,5 kilogramos de hachís destinados al narcotráfico y se practicaron dos detenciones más.
Los investigadores vinculan igualmente a los arrestados con el hurto de importantes sumas de dinero en metálico a autónomos y empresarios a la salida de entidades bancarias utilizando el método del “pinchazo” (pinchaban uno de los neumáticos de su vehículo para distraer su atención y consumar la sustracción).
La operación ha sido realizada por agentes del Grupo de Robos de la Brigada de Delitos contra el Patrimonio adscrita a la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, y los Grupos de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba.