Policía y CEP ven "impecable" la actuación policial del incidente de Palma



UN HOMBRE MURIÓ CUANDO ERA REDUCIDO

Policía y CEP ven "impecable" la actuación policial del incidente de Palma

Lorenzo Nebreda ha defendido En Casa de Herrero la actuación de los agentes que redujeron al hombre de 37 años que finalmente falleció.


Un hombre de 37 años de edad murió este lunes después de ser inmovilizado por agentes de la Policía Nacional, que le redujeron cuando circulaba por la calle Joan Miró de Palma en ropa interior y de manera agitada.

El primero en defender la actuación policial ha sido el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quien la ha calificado de "correcta", y ha achacado el fallecimiento del detenido a "a otras causas" y no a la intervención del policía.

Según ha avanzado, el fallecido "padecía una cuadro de delirio agitado" y cuando perdió el conocimiento los agentes llamaron a los sanitarios que trataron de reanimarle sin éxito. Éstos han encontrado en el interior de la boca del fallecido una pequeña bolsa, que contenía una sustancia que podría ser cocaína, por lo que se está pendiente de su análisis, informa J. Arias Borque.

Según ha explicado el secretario de Organización del sindicato policial CEP, Lorenzo Nebreda, a En Casa de Herrero de esRadio, la actuación de los agentes "fue impecable en todos los aspectos" porque dada la situación del hombre el "policía tuvo que reducirlo porque corrían riesgo los dos", tanto el agente que fue atacado como el inmovilizado que podía haber sido atropellado.

En este sentido, Nebreda defendió la actuación policial puesto que no hubo violencia física. "Le inmovilizaron e intentaron calmarle y no le pusieron los grilletes", afirmó el representante de la CEP.

En este sentido, agregó que el ciudadano que finalmente murió "estaba en una situación de agitación tremenda" y el otro agente "ya había pedido reiteradamente una ambulancia". Relató además que antes de que llegasen las ambulancias pasó una privada que dio oxígeno al hombre así como dos enfermeros y un médico que pasaban por el lugar y que se identificaron para ayudar a los policías. "La transparencia ha sido total", insistió.

Según informó en un comunicado, los servicios sanitarios localizaron en el interior de la boca del fallecido una pequeña bolsita, que contenía una sustancia que podría ser cocaína, por lo que se está pendiente de su análisis.

El fallecido, que respondía a las iniciales R.T.G., fue socorrido sobre las 10:00 horas de la mañana por una patrulla de prevención que circulaba por la calle Joan Miró, al observar a un individuo, descalzo y en calzoncillos que corría de forma agitada entre los coches aparcados y los viandantes.

La pareja del fallecido ha manifestado que éste tenía una grave adición a las drogas y que esa noche había estado consumiendo. Además, ha afirmado que a primera hora de la mañana le observó una conducta muy extraña, incluso la amenazó con tirarse por la ventana y cuando ella intento controlarlo saltó desde una terraza hasta un coche que se encontraba aparcado, vistiendo únicamente unos calzoncillos, y de allí salió huyendo dirección a la calle Joan Miró, donde fue visto por la patrulla policia

Entradas populares