Dirección de Segurpricat consulting

domingo, 9 de septiembre de 2012

La 'varita mágica' alemana que el Gobierno desea para España Los expertos ven en la formación dual en institutos y empresas la clave del bajo desempleo juvenil en Alemania. ¿Llegará algún día a España?

La 'varita mágica' alemana que el Gobierno desea para España Los expertos ven en la formación dual en institutos y empresas la clave del bajo desempleo juvenil en Alemania. ¿Llegará algún día a España? El impacto del rescate Merkel quiere a Grecia en el euro Las condiciones de Merkel M. R. MARTÍN 2012-09-09 El tema estrella de la reciente visita de Angela Merkel fue el posible rescate al que se acogerá España. Pero no fue el único que se tocó en la larga sesión de reuniones entre empresarios y sindicatos de los dos países. Uno de los más relevantes, y que ha quedado oculto por los planes del BCE y los consejos de Merkel a Rajoy es el de la formación dual, un modelo educativo implantado con gran éxito en Alemania y que se ha convertido en uno de los pilares de la reforma educativa que planea José Ignacio Wert. El objetivo, relanzar la Formación Profesional y que eso desemboque en una reducción drástica del paro juvenil. En Alemania, más de la mitad de los estudiantes se decanta por la FP. Lo hacen tras pasar por la enseñanza obligatoria y elegir, sobre los 11 años, entre tres tipos de centro: el Gymnasium, asimilable a nuestro bachillerato y que prepara para el Abitur (selectividad) que permite el acceso a la Universidad; la Hauptschule, que está enfocada a los trabajos más manuales (albañil, carpintero, etc) y que supone un itinerario cerrado, es decir, no permite a los alumnos optar ya a las enseñanzas universitarias, y la Realschule, la opción más demandada, que es más abierta que la anterior y que es la puerta de entrada a la Formación Profesional del sector industrial y de servicios. Su ingreso en los estudios de FP deseados es más difícil que en otros países. La razón, que el estudiante deberá conseguir una plaza de las ofertadas en las empresas porque su formación será, en los dos tercios de su tiempo, práctica. Y que ésa es la esencia de la enseñanza dual: la aplicación práctica de los conocimientos en el ámbito de la empresa, y la implicación de ésta y sus necesidades en el sistema educativo. Desde su ingreso en los estudios elegidos, con la ayuda del Instituto Alemán de Enseñanza Aplicada, de nivel federal, el alumno pasará los dos tercios de su tiempo de aprendizaje en la compañía y el resto en un instituto. Por su trabajo, cobrará un sueldo como aprendiz. Y muy probablemente terminará siendo contratado al finalizar los estudios. Los resultados de este sistema saltan a la vista: Alemania tiene una tasa de paro juvenil del 8% gracias, además de a los minijobs que muchos estudiantes simultanean con sus carreras, a que un 60% de los alumnos de FP dual consiguen conservar su puesto al terminar sus estudios. Es quizás este alto grado de éxito el que ha hecho que más de la mitad de los estudiantes alemanes se decanten por la FP y que, en estos tiempos de crisis, siga creciendo el número de estudiantes y también el de empresas que demandan aprendices. Esta semana se conoció el dato de que el número de contratos con estudiantes de formación dual había crecido hasta rozar los 300.000 a finales de agosto, y que incluso había habido miles de vacantes que no habían podido ser cubiertas. ¿Un sistema posible en España? Reproducir en España un sistema con tan elocuentes resultados, ensalzado por la OCDE por su eficacia, se ha convertido en uno de los objetivos del Gobierno. De ello se habló en las reuniones de las cámaras de Comercio española y alemana y en los encuentros de empresarios de ambos países en Moncloa, y las organizaciones empresariales de nuestro país se mostraron a favor de su implantación. El sistema también es uno de los pilares de la reforma educativa que Wert quiere sacar adelante, adelantando el sistema de elección de itinerarios, aunque sin llegar a los extremos de Alemania, y tratando de hacer más atractiva la FP. Mientras, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ya ha anunciado la aprobación de un próximo decreto que regule la formación dual. El sistema se está experimentando ya en algunas zonas de España. En Murcia, se implantará en dos institutos en los grados de química industrial y sistemas de autorregulación y control, aún con pocas plazas, pero ya con prácticas aseguradas en empresas con una remuneración de 426 euros. En la Comunidad de Madrid, donde ya el año pasado se instauró el programa piloto de FP dual con la participación de 60 alumnos, habrá este año plazas para 750 jóvenes que obtendrán una beca salario de 450 euros. Y desde el ámbito privado, SEAT anunció la pasada semana la implantación del sistema en su escuela de aprendices. En sus grados dedicados a la mecánica se ampliarán las horas prácticas y se dará un salario al alumno que irá desde los 250 euros el primer año a los 530 el segundo. Sin embargo, no todos los actores están de acuerdo. Los sindicatos ya han alzado la voz contra esta iniciativa: Cándido Méndez dijo nada más salir de la reunión con empresarios en Moncloa que "el problema no se va a resolver con la formación dual" y abogó por "programas de estímulo a las contrataciones". CCOO, mientras, sentenció que se trata de "un fraude educativo" que sólo favorece a las empresas. Disfrutarán, dicen, de una "renovación gratuita de su plantilla". La 'varita mágica' alemana que el Gobierno desea para España Los expertos ven en la formación dual en institutos y empresas la clave del bajo desempleo juvenil en Alemania. ¿Llegará algún día a España?