Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca


El Rey alerta de que la crisis es una "amenaza a la seguridad nacional"

Destaca el papel de las tropas desplegadas en el exterior y ensalza la figura de los héroes de Annual.


Ampliar la foto
El Rey, ayudado por unas muletas, saluda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la celebración de la Pascua Militar | EFE

La crisis económica representa una "amenaza a la seguridad nacional". Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa para mantener las capacidades militares dentro de un nivel que garantice una "disuasión verosímil en defensa de los intereses de España".
Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca, se mostró convencido "ahora más que nunca" de que los miembros de las Fuerzas Armadas tendrán un papel fundamental a la hora de salir de la difícil situación económica que atraviesa el país.
Don Juan Carlos, que tuvo en emotivo recuerdo para los militares que perdieron su vida en acto de servicio, ensalzó la labor que están desempeñando las fuerzas españolas en el exterior. "Con su actividad diario enaltecen nuestra nación", dijo, tras los que les pidió que "perseveren en su actitud".
Dentro de lo acontecido en el año recién concluido, destacó dos hechos. El primero, el vínculo creado entre la sociedad española y sus Fuerzas Armadas, para lo que puso como ejemplo la importante labor desarrollada por los militares durante un verano especialmente castigado por el fuego. "Nuestros soldados fueron reclamados en todas los puntos de España", recalcó.
Tras esto, recordó con satisfacción la ceremonia de estrega de laLaureada colectiva, la máxima condecoración militar, a los miembros deRegimiento de Caballería Alcántara, por su actuación heroica durante lo que se ha conocido históricamente como el desastre de Annual. "Reconforta saber que aquellos héroes eran nuestros. Las virtudes de aquellos jinetes permanecen ahora en lo más hondo de todos vosotros", aseguró.
El acto de celebración se inició pasado el mediodía, con la llegada de los Reyes de España y los Príncipes de Asturias a la Plaza de la Armeríadel Palacio Real, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno,Mariano Rajoy; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García Sánchez.
Ayudado por dos muletas durante sus desplazamientos, pero sólo por una mientras permanecía en pie, el Monarca recibió honores militares a su llegada, aunque esta vez se retiró del guión el tradicional paso de revista a las tropas.
Concluidos los honores, se pasó directamente a la Saleta Gasparini, donde el Monarca saludó a una fila de autoridades mucho más breve que en anteriores ocasionados, entre los que estaban el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), el general Francisco Javier García Arnaiz; el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj; el jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante Jaime Muñoz-Delgado; el secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles; y el secretario de Estado-director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, entre otros.
También sin el tradicional besamanos, se dirigieron a la Sala del Trono, que este año contaba con cuatro sillas para que los Reyes y los Príncipes de Asturias pudiesen sentarse, algo hecho pensando en el estado de salud de don Juan Carlos. Allí fue donde intervino ante los presentes el ministro de Defensa y el propio Monarca, no sin antes tener que suprimir sobre la marcha la habitual imposición de condecoraciones a diferentes miembros de las Fuerzas Armadas.


La crisis económica representa una "amenaza a la seguridad nacional". Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa

Entradas populares