Dirección de Segurpricat consulting

domingo, 10 de febrero de 2013

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado este jueves que el motivo fundamental de su comparecencia en el Congreso de los Diputados el próximo 12 de febrero es "escuchar" lo que tienen que decir los representantes políticos españoles sobre la economía del país y su visión sobre la situación en la zona euro.

Draghi dice que va al Congreso español más a escuchar que a transmitir mensajes

El presidente del BCE, Mario Draghi. | Reuters El presidente del BCE, Mario Draghi. | Reuters
Europa Press | Fráncfort (Alemania)

Para mayor información:

Editar Julian Flores Garcia

Director de Consultoria de Seguridad Nacional y Internacional de Latinoamerica julian flores garcia@juliansafety ahora
Mira mi perfil profesional de Consultor internacional de Seguridad y conecta conmigo en LinkedIn.
http://www.jefedeseguridad.net
http://www.facebook.com/pages/siseguridades/437586572929207
Actualizado jueves 07/02/2013 15:30 horas

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado este jueves que el motivo fundamental de su comparecencia en el Congreso de los Diputados el próximo 12 de febrero es "escuchar" lo que tienen que decir los representantes políticos españoles sobre la economía del país y su visión sobre la situación en la zona euro.
"Voy a estar allí sobre todo para escuchar", afirmó Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que ha mantenido los tipos de interés en el 0,75%.
En este sentido, el banquero italiano descartó que vaya a entrar en cuestiones de índole nacional, limitándose a señalar que "se trata de una oportunidad única de escuchar las opiniones de los políticos españoles sobre la situación en España, pero también sobre su visión del estado de la eurozona".
Draghi señaló que explicará a los legisladores españoles "los efectos" de la fragmentación de la política monetaria en la zona del euro.
La comparecencia en el Congreso del presidente del BCE se llevará a cabo en una sesión de 90 minutos a puerta cerrada ante diputados de varias comisiones sin que haya actas de taquígrafos ni grabaciones.
Fuentes parlamentarias explicaron que este formato ha sido impuesto por el Banco Central Europeo siguiendo el modelo utilizado cuando Draghi compareció ante miembros del Bundestag alemán en noviembre de 2012.
En concreto, el presidente del BCE tendrá una primera alocución ante los diputados y, posteriormente, los portavoces de cada grupo podrán presentar sus planteamientos durante unos seis minutos. El banquero italiano cerrará la reunión con una última reflexión en la que podrá contestar a las interpelaciones que le hagan los portavoces.
La sesión comenzará a las 14.00 horas y se prolongará durante una hora y media, con idea de que Draghi y los portavoces parlamentarios se repartan el tiempo a la mitad.