Dirección de Segurpricat consulting

viernes, 1 de febrero de 2013

Un agente de la Policía Nacional ha conseguido salvar la vida a una mujer de 75 años que se había atragantado con un trozo de comida. El policía, destinado en la Comisaría del distrito de Centro de Madrid, tuvo que abrirle las vías respiratorias y separarle la lengua para poder retirárselo.


Un agente de la Policía Nacional ha conseguido salvar la vida a una mujer de 75 años que se había atragantado con un trozo de comida. El policía, destinado en la Comisaría del distrito de Centro de Madrid, tuvo que abrirle las vías respiratorias y separarle la lengua para poder retirárselo.

Deja un comentario
1 de febrero de 2013 por directoresdeseguridad

Un agente de la Policía Nacional salva la vida a una mujer de 75 años tras sufrir un atragantamiento en la calle

01 / 02 / 2013 MADRID
Su rápida intervención evitó una desgracia
Los viandantes alertaron a una patrulla al ver a la señora tirada en el suelo sin poder respirar debido a un trozo de comida que le obstruía la traquea
Un agente de la Policía Nacional ha conseguido salvar la vida a una mujer de 75 años que se había atragantado con un trozo de comida. El policía, destinado en la Comisaría del distrito de Centro de Madrid, tuvo que abrirle las vías respiratorias y separarle la lengua para poder retirárselo.
Los hechos ocurrieron sobre las 20:15 horas del día de ayer cuando la mujer se encontraba en la calle Arenal. Dos agentes que patrullaban por la zona fueron alertados por un viandante al ver a una señora tendida en el suelo y sin poder respirar. Los policías rápidamente comprobaron que la mujer carecía de respiración y tenía el pulso muy acelerado.
Mientras uno de los agentes comunicaba los hechos solicitando de forma urgente a los servicios sanitarios el otro, con conocimientos de primeros auxilios, realizaba una primera valoración a la mujer. Tras abrirle la boca y apartarle la lengua, pudo comprobar como un trozo de comida de grandes dimensiones le estaba obstruyendo la traquea lo que le impedía la respiración. De manera inmediata le introdujo su dedo índice en la boca y retiró el trozo de comida, momento en el que la mujer comenzó nuevamente a respirar y a recuperar el color normal de su cara.
Una vez personados los servicios de emergencia le pusieron oxígeno y lograron estabilizarla, trasladándole en una ambulancia al hospital donde se quedó en exploración de manera preventiva. El agente fue felicitado por personal sanitario que manifestó en su informe que sin la rápida y eficaz intervención policial posiblemente se podría estar hablando del fallecimiento de la mujer.
Cuerpo Nacional de PolicíaCuerpo Nacional de PolicíaDescargar



Deja un comentario