Ir al contenido principal

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presentado hoy viernes, ante el Consejo de la Policía, el borrador del Código Ético de la Policía Nacional que supone una garantía adicional a un servicio de seguridad pública de calidad


CUERPO NACIONAL DE POLICÍA

El director general de la Policía ha presentado el Código Ético como garantía adicional a un servicio de calidad al ciudadano

05 / 04 / 2013 MADRID
Hoy viernes ante el Consejo de la Policía
Su objetivo es el respeto y la defensa de la dignidad humana y el impulso del ejercicio profesional policial desde la máxima integridad
Condensa en un único texto todos los principios y valores que ha aquilatado la Policía española a lo largo de casi dos siglos de historia y está inspirado en declaraciones universales 
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presentado hoy viernes, ante el Consejo de la Policía, el borrador del Código Ético de la Policía Nacional que supone una garantía adicional a un servicio de seguridad pública de calidad. Los principios y valores que recoge este texto están desarrollados en diferentes normas y declaraciones de alcance universal y son ejercidos diariamente por todos los agentes que integran la institución policial. El objetivo de este Código Ético es condensar  y sintetizar en un documento único esos principios para que sean estudiados en los centros de formación e interiorizados por todos los componentes de la Policía Nacional como base fundamental de su actuación policial.
El director ha afirmado en distintos foros que “la formación y experiencia de todos los componentes de la Policía Nacional permite ofrecer un servicio de seguridad a la comunidad respetuoso con los derechos humanos y las libertades públicas”. La sociedad española cuenta con una Policía que garantiza la ley, previene la delincuencia y persigue el delito. A estos fines hay que sumar  las funciones de asistencia y servicio público respetando los derechos fundamentales. La dotación de un Código Ético supone un paso más en la línea de asumir equilibrio entre las fuerzas de policía y los derechos y las libertades de los ciudadanos, esenciales en el Estado de Derecho.
Un manual de liderazgo social y profesional
Este código deontológico quiere ser un instrumento útil para el policía y válido también para la sociedad, al convertirse en una garantía adicional al actual sistema de derechos y garantías constitucionales. Su objetivo es el respeto y la defensa de la dignidad humana y el impulso del ejercicio profesional policial desde la máxima integridad. Con la interiorización de los principios y valores recogidos en este Código se pretende que finalmente sea cada agente, -de manera voluntaria, libre y responsable-. el que decida con criterios éticos cuándo, cómo y dónde intervenir. El código que se presenta esta semana es un manual de liderazgo social y profesional cuyo propósito es generar una Policía Nacional más ejemplar si cabe, más prestigiosa, proactiva en prevención, responsable, transparente, imparcial y con una prioridad: la atención al ciudadana.
La Policía está sometida a las exigencias de la ley del mismo modo que el resto de ciudadanos, y como tal goza de los mismos derechos. Cualquier vulneración, abuso o infracción por parte de algún agente supondrá la pérdida de confianza de la comunidad y la intervención de los mecanismos de control existentes al efecto.
El Código Ético de la Policía Nacional se adecua al marco europeo y da respuesta a la recomendación del Consejo de Europa sobre el Código Europeo de Ética de la Policía, además de apoyarse en los principios básicos de actuación recogidos en la LO 2/86 de FFCCSS.
Principios éticos
  • Contribuir al bienestar y la cohesión social como primer objetivo de la institución policial
  • Proteger y respetar el libre ejercicio de los derechos y libertades de todos los ciudadanos, así como la dignidad e integridad de las personas, especialmente las que se encuentren bajo custodia
  • Colaborar con la administración de justicia en la aplicación de las leyes, la investigación de los delitos y en la protección y tratamiento correcto de las víctimas, testigos y detenidos
  • Cumplir las órdenes siempre que se ajusten a los criterios de legalidad y ética profesional y oponerse a realizar todas aquellas que puedan vulnerar derechos fundamentales o vayan contra la Constitución o las leyes
  • Rechazar todo acto de corrupción y actuar para evitarlos, denunciando todos aquellos de los que se tuviera conocimiento
  • Evitar toda discriminación por razón de raza, etnia, religión, creencias, sexo, edad, ideología, discapacidad o cualquier otra de similar naturaleza.
  • Dar un trato correcto a los ciudadanos a quienes se ofrecerá información suficiente y se asistirá en aquellas situaciones que requieran una primera actuación para evitar cualquier situación de riesgo o desamparo
  • Prestar un tratamiento especializado a las personas más vulnerables de la comunidad
  • Guardar el secreto profesional de todas las actuaciones, garantizando el derecho a la intimidad y a la propia imagen
  • Evitar situaciones de abuso de poder y hacer un uso siempre proporcionado de la fuerza aplicando preferentemente la prevención
  • Responsabilizarse individualmente de todas las actuaciones profesionales y oponerse a aquellas que puedan vulnerar las disposiciones de este Código y de la legislación vigente
Cuerpo Nacional de Policía
Cuerpo Nacional de PolicíaDescargar


Entradas populares