Inversiones estatales de Rusia en el sector ferroviario mira a España

La economía rusa vuelve a alcanzar positivos porcentajes de crecimiento tras la crisis y el sector de la construcción se recupera gracias a la eliminación de barreras, las inversiones estatales y la modernización de la industria de materiales

Moscú Con más de 85.000 kilómetros de longitud y atravesando 9 husos horarios, la red ferroviaria rusa es la tercera más extensa del mundo El país más extenso del mundo ha mejorado en el último año su clima de negocios y se ha convertido en un objetivo prioritario para las exportaciones e inversiones españolas.

Rusia es un mercado con más de 140 millones de habitantes cuyo poder adquisitivo se encuentra en alza. En la actualidad, el territorio euroasiático dispone de la tercera mayor reserva mundial de oro y divisas y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), un PIB creciente durante los últimos años: 4% en 2010, 4,3% en 2011 y una previsión de alcanzar el 4,4% en 2012. Según los expertos, el sector de la construcción en Rusia cuenta con datos esperanzadores e invitan al optimismo a todas aquellas empresas que quieran instalarse en el país. La construcción, industrial y de vivienda ha experimentando un elevado incremento en los últimos años, en especial en el territorio europeo, y más concretamente en la ciudad de Moscú y su región. Con objeto de dinamizar el sector, desde el Gobierno ruso se ha dado a conocer la intención de eliminar barreras a la construcción y se están tomando las medidas legislativas necesarias para contribuir al crecimiento del sector.

La crisis en la construcción, la arquitectura, la ingeniería civil y la producción de materiales parece haber llegado a su fin y, hoy por hoy, el sector genera alrededor del 8% del PIB ruso. Se estima que existen unas 110.000 empresas constructoras, 9.000 productores de materiales de construcción y 11.000 compañías de diseño e investigación. La mayoría son firmas privadas y el 90% no cuenta con una plantilla superior a los 50 empleados.

Inversiones estatalesHace escasos días las autoridades moscovitas hicieron público la intención de invertir 34.000 millones de euros en proyectos de construcción durante los próximos 3 años. Con este presupuesto Rusia quiere financiar más de 600 proyectos dirigidos a un programa de inversión por objetivos. Se estima que unos 3.000 millones de euros irán destinados hacia el desarrollo de la red de carreteras e instalaciones adyacentes durante este año, lo que supone un incremento considerable desde los 1.951 millones previstos para todo 2011. De la misma forma, el Gobierno planea presupuestar más de 2.400 millones de euros para el desarrollo del metro de Moscú, frente a los 1.440 millones de euros previstos en 2011 para tales propósitos.

La Federación Rusa ha calculado la necesidad de cimentar, a través de la empresa pública GK Avtodor y con la inversión en infraestructuras a través del esquema de la asociación público-privada (PPP), unos 9.000 kilómetros de autopistas y vías rápidas. Aunque según la Estrategia de Desarrollo del Transporte tiene planeado construir hasta 2020 tan sólo 3.000 kilómetros de autopistas de peaje y, para 2030 la cifra ascenderá hasta los 9.000 kilómetros.

En estos momentos, el país cuenta con un sustancial déficit y una necesidad de reforma de las viviendas obsoletas de la era soviética, por lo que el ladrillo español cuenta en este campo también con una oportunidad de erigirse de cara a los próximos años por el territorio. Rusia cuenta con una elevada capacidad de inversión pública y vive un periodo de expansión en la construcción, principalmente, de oficinas, hoteles y centros comerciales. Además, en lo referente a la construcción de viviendas, la capital rusa se habrá incrementado 2,2 millones de metros cuadrados a finales de este año y, según últimos datos recopilados, entre enero y octubre de 2011, se han construido 1,34 millones de metros cuadrados en Moscú.

Otro de los importantes focos de inversión por parte del Gobierno es el que planea prodigar al territorio ártico y en el que tiene previsto invertir durante el próximo trienio 500 millones de euros en proyectos de infraestructuras en el mar. Hasta el momento, Rusia cuenta con cinco estaciones permanentes de investigación y desarrollo (I+D) y cinco estaciones de campo en la Antártida, planeando seguir creciendo de cara al futuro.

El sector ferroviario mira a EspañaCon más de 85.000 kilómetros de longitud y atravesando 9 husos horarios, la red ferroviaria rusa es la tercera más extensa del mundo. Con la apertura del Año de Rusia en España y el Año de España en Rusia, ambos países firmaron diversos contratos para el suministro y mantenimiento de los vagones de pasajeros -fabricados por Patentes Talgo SL- y de cara al futuro, las empresas españolas están penetrando poco a poco en el mercado ruso, como es el caso del Grupo OHL, que a través de su filial checa OHL ZS, se ha adjudicado en el proyecto Ural Polar, consistente en la construcción de una vía férrea de 390 kilómetros de longitud y que cuenta con un presupuesto total de 1.950 millones de euros.

Vladímir Yakunin, presidente de OAO «RZD» -Ferrocarriles de Rusia-, y presidente fundador del Foro Público Mundial Diálogo de Civilizaciones, publicaba recientemente en un artículo en el Boletín Económico ICE que “la experiencia española en lo referente a la explotación conjunta, el mantenimiento y la armonización de los sistemas internacionales, también podría resultar muy útil para los ferrocarriles rusos, sobre todo en la realización de proyectos con el uso de trenes de alta velocidad. Sabemos que en España se ha desarrollado una base legal y técnica única, que permite la vinculación y la armonización de las documentaciones operativas para el diseño, la construcción y la explotación de infraestructuras ferroviarias con ancho de vía español y europeo”.

El pasado mes de noviembre Adif fue seleccionada como una de las cinco empresas a las que Rusia ha invitado para competir por la construcción y posterior gestión-30 años- de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) que unirá Moscú y San Petersburgo -660 kilómetros- en dos horas y media y que está valorado en unos 14.000 millones de euros.

Modernización de la industria de la construcciónUno de los ambiciosos planes que está desarrollando el Gobierno ruso a través del Ministerio de Desarrollo Regional, es impulsar la industria y los materiales de construcción. El plan, que estará vigente hasta 2020, cuenta entre sus objetivos la modernización de la industria e incrementar la producción de materiales de construcción.

Según datos del Gobierno federal, la producción de cemento se incrementará un 50%, lo que inevitablemente supondrá el crecimiento de la producción de ladrillo. Por otro lado, la fabricación de materiales no metálicos podría repuntar por encima del 120%, mientras que la elaboración de material de aislamiento avanzaría en torno al 73,9%.

Como consecuencia de este crecimiento, el Gobierno considera imprescindible apoyar y subvencionar la modernización de la industria y la creación de nuevas plantas, aunque la inversión privada continuará siendo muy necesaria para el crecimiento del sector. Además, los fabricantes de materiales deben orientar el concepto de modernización con la innovación tecnológica y las soluciones de eficiencia energética.

Según el último informe Doing Business 2012, Rusia se sitúa en la posición 120 de un total de 183 países analizados –ganando cuatro puestos con respecto a la edición anterior- y tras la aprobación formal de entrada en la Organización Mundial del Comercio, la Federación abre un poco más sus puertas a la inversión extranjera.

Entradas populares