La Guardia Civil desmantela un peligroso grupo de ciudadanos albaneses especializado en robos en viviendas unifamiliares. Actuaban en grupos organizados y saqueaban las viviendas

 

La Guardia Civil desmantela un peligroso grupo de ciudadanos albaneses especializado en robos en viviendas unifamiliares
Su objetivo eran viviendas situadas en urbanizaciones de alto nivel adquisitivo
La célula itinerante había llegado en enero a la Comunidad de Madrid, donde habría cometido un centenar de robos
Se trata de la mayor intervención de joyas realizada en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.
La Guardia Civil desmantela un peligroso grupo de ciudadanos albaneses especializado en robos en viviendas unifamiliares
La Guardia Civil, en el marco de la Operación “Hábitat Tosco”, ha detenido a cinco integrantes de una célula especializada en el robo de viviendas habitadas, que en los últimos días había desarrollado su actividad delictiva en la Comunidad de Madrid.
 
La investigación se originó, tras detectarse un incremento de robos en viviendas ubicadas en urbanizaciones periféricas cuyo modus operandi era similar.
 
Los integrantes de este grupo se habían desplazado a España desde Albania,  en el mes de noviembre, asentándose en los barrios de Chamartín y San Blas, donde habían alquilado sendos apartamentos por un periodo de seis meses, iniciando una campaña de robos en domicilio. Los ahora detenidos regresaron a España tras disfrutar de sus vacaciones navideñas el pasado 10 de enero, continuando con una  nueva oleada de robos indiscriminada.
 

Actuaban en grupos organizados y saqueaban las viviendas

 
El grupo robaba previamente vehículos de alta gama, con los que se trasladaban hasta la zona elegida, donde seleccionaban viviendas al azar y perpetraban los robos. Elegían urbanizaciones de alto nivel adquisitivo y siempre viviendas unifamiliares en las que permanecían escasos cinco minutos si se producía el salto de alarma, mientras que si estaba desactivada o carecían de ella, buscaban la caja fuerte que pudiera existir en el domicilio.
 
Saqueaban la vivienda, decantándose por joyas, relojes, pequeños electrodomésticos, dinero en efectivo, documentación personal y ropa de marca. Operaban en grupos de tres personas y uno de ellos quedaba encargado de la vigilancia para alertar en caso de avistar algún vehículo de la Guardia Civil.
 
Las detenciones se precipitaron al detectarse que las dos integrantes femeninas, que eran las encargadas de deshacerse del género, se disponían a marcharse con varias maletas en las que portaban varios efectos robados. Cuando los agentes de la Guardia Civil procedieron a dar el alto  a los varones en la localidad del Molar (Madrid), estos se mostraron extremadamente agresivos e intentaron atropellar a varios guardias civiles, lo que obligó a bloquearles la huída entre varios vehículos para lograr su detención.
 
Se trata de delincuentes que habían establecido en Madrid su centro neurálgico de operaciones, desde donde, según el estudio de la documentación intervenida, parece ser que se iban a desplazar hacía el norte de España para hacer una campaña similar, de unos diez días, y regresar nuevamente para volver a robar en la Comunidad de Madrid.
 
Los detenidos habrían perpetrado cerca de doscientos robos en viviendas  que se encuentran principalmente a caballo de las autovías A1 y A6, como: Guadarrama, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Torrelodones, Las Rozas, Majadahonda, Alpedrete y El Escorial, pero también se han acredito robos en otras localidades como Sevilla la Nueva, Cobeña o Villalvilla.  
 
En uno de los vehículos intervenidos se ha localizado un doble fondo, donde habían ocultado las joyas de mayor valor, de las que aún no se habían desprendido. Se trata de la mayor intervención de efectos robados, principalmente joyas,  lograda por la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid en los últimos años, pudiendo superar el millón de euros, sin contar el valor sentimental que muchos de los efectos pudieran tener para sus legítimos propietarios.
 
A los cinco detenidos, de nacionalidad albanesa, tres hombres y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 47 y los 21 años de edad, se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, delitos de robo con fuerza en domicilios habitados y atentado contra Agente de la Autoridad.
 
La investigación continúa abierta y no se descarta la detención de otras personas así como la implicación de los detenidos en otros hechos delictivos. 
 
La Operación ha sido desarrollada por el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid
 
separador

Imágenes de la noticia

La Guardia Civil desmantela un peligroso grupo de ciudadanos albaneses especializado en robos en viviendas unifamiliares
Noticias relacionadas

 

 

 

 

 Otras noticias:

Jorge Fernández Díaz: “El primer objetivo de un policía es proteger a las personas y sus derechos”

30 / 09 / 2013 ÁVILA
Inauguración del curso académico 2013-2014 del Cuerpo Nacional de Policía
El ministro del Interior, durante la inauguración del curso académico del Cuerpo Nacional de la Policía, ha destacado la importancia de contar con “profesionales cualificados y comprometidos ante los desafíos que presentan las nuevas formas de delincuencia”.
En la apertura del curso que ha tenido lugar en Ávila Jorge Fernández Díaz ha estado acompañado por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, entre otras autoridades.
En la Escuela de Ávila se formarán más de 1.400 alumnos pertenecientes a la escala básica, -en sus dos categorías de Policía y Oficial-, a la escala de Subinspección y a la escala Ejecutiva.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presidido hoy lunes, en la Escuela de Policía de Ávila la apertura del curso académico 2013-2014 de los cuatro centros de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía. En su intervención, Jorge Fernández Díaz ha felicitado a  los nuevos alumnos y a los  veteranos, que a lo largo de este curso académico promocionarán a las categorías de oficial de Policía y subinspector y,  les ha recordado que “son la garantía  de que mañana nuestra Policía será aún mejor que la de hoy”.
Durante este acto, el ministro del Interior ha estado acompañado por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera,  entre otras autoridades.
El ministro del Interior  se ha dirigido a los alumnos para decirles que en la Escuela Nacional de Policía, “referente a nivel nacional, europeo y mundial”, que constituye, “sin duda, el buque insignia en materia de formación policial”, van a recibir toda la formación necesaria para mejorar íntegramente tanto en lo profesional como en lo personal y sobre todo, -ha asegurado-, para enfrentarse “a los desafíos de una realidad que cambia a una velocidad impensable, y a la  que debemos adaptarnos continuamente”.
En este sentido, Fernández Díaz, ha asegurado que si prepararse contra las amenazas que sufre nuestra sociedad, significa trabajar en prevenir los delitos y perseguir a los delincuentes, el concepto de proteger a los ciudadanos es mucho más que eso. Por ello, el ministro del Interior les ha pedido que nunca olviden que “el primer objetivo de un policía en un Estado de Derecho es proteger a las personas y sus derechos”.
Además, el ministro del Interior ha explicado que la Escuela Nacional de Policía de Ávila está poniendo el acento en materia de actualización y especialización de los agentes. Por una parte, impulsando la formación y optimización en el uso de las tecnologías de la información; también,  mejorando los aspectos operativos, con más y mejores prácticas; y finalmente, formando en cooperación con las policías autonómicas y locales y con las de otros países.
Fernández Díaz ha insistido en que “la Policía no puede quedarse atrás” y que “si quiere mantener su eficacia debe evolucionar al menos tan rápidamente como lo hace la sociedad a la que servimos”. Esto, -ha asegurado el ministro-, “exige mucho esfuerzo de formación, de especialización y de mucha colaboración con otros centros de formación nacionales y extranjeros, en definitiva, de todos aquellos que pueden aportar experiencias y conocimiento”.
Para finalizar, el ministro del Interior,  les ha recordado que tienen muchos retos por delante y que “el prestigio y la profesionalidad acreditada de la Policía, nace en las aulas de esta Escuela”.
1.400 alumnos se formarán en las distintas escalas y categorías
Con este acto se ha inaugurado oficialmente el curso en la Escuela Nacional de Ávila, el Centro de Actualización y Especialización (CAE) y el Centro de Altos Estudios Policiales, estos dos últimos ubicados en Madrid y el Centro de Prácticas Operativas en Linares, Jaén. En la Escuela Nacional se formarán durante este año académico algo más de 1.400 alumnos de las distintas escalas y categorías, que han ido incorporándose a las aulas a lo largo de este mes.
Además, la Escuela abulense continuará este curso participando en las actividades formativas en el ámbito de la cooperación policial internacional con países extranjeros e impartiendo cursos en colaboración con CEPOL, FRONTEX, AMERIPOL y otras agencias o instituciones policiales internacionales. La Dirección General de la Policía continuará impulsando la dimensión internacional de la Escuela Nacional, cuyo rigor, calidad y excelencia en la enseñanza la ha situado en una de las mejores escuelas policiales del mundo. Un centro que durante este curso seguirá instruyendo a distintos cuerpos de policías locales de Castilla y León.
Este acto supone también el comienzo del curso en el CAE donde se desarrollarán numerosas actividades de actualización y perfeccionamiento para los agentes en áreas de información,  judicial, extranjería y fronteras, policía científica, nuevas tecnologías e idiomas.
El Centro de Altos Estudios Policiales arranca también el curso académico con el objetivo de desarrollar e impulsar acciones formativas específicas y complementarias de los mandos policiales, con la participación y colaboración de universidades y otras instituciones públicas y privadas.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presidido hoy, en la Escuela de Policía de Ávila, la apertura del curso académico 2013-2014 de los cuatro centros de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presidido hoy, en la Escuela de Policía de Ávila, la apertura del curso académico 2013-2014 de los cuatro centros de la División de Formación y Perfeccionamiento del Cuerpo Nacional de Policía Descarregar




Entradas populares