El cadáver encontrado en las cercanías del pueblo de El Campillo es el de Laura Luelmo D.E.P.

El cadáver encontrado en las cercanías del pueblo de El Campillo es el de Laura Luelmo

Dirección General de la Guardia Civil
El Campillo, Huelva, 17/12/2018

La Guardia Civil ha identificado el cadáver encontrado esta mañana en las inmediaciones de la N-435 como el de Laura Luelmo
Se encontraba desaparecida de su domicilio desde el pasado miércoles



La Guardia Civil ha identificado el cadáver encontrado esta mañana en las inmediaciones de la N-435 como el de la joven desaparecida Laura Luelmo.
Sobre las 12:00 horas de hoy un voluntario que participaba en las labores de búsqueda de la joven llamó al centro operativo de la Guardia Civil comunicando la localización de unas prendas de mujer.
Además, este voluntario alertó a una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba en la zona trabajando en el dispositivo desplegado para informarles de su hallazgo. Los agentes encontraron a unos 200 metros del lugar del hallazgo de las prendas el cadáver de una mujer aparentemente  joven en una zona de terraplén y matorrales.
La Guardia Civil acordonó la zona para evitar alterar las pruebas que pudieran hallarse junto al cadáver.
A primera hora de la tarde se ha incorporado, llegado desde Madrid, el Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil para realizar una inspección ocular exhaustiva en búsqueda de pruebas que puedan ayudar a esclarecer este suceso.
A las 18:40 horas y en presencia de la titular del Juzgado Nº1 de Valverde del Camino (Huelva), se produce el levantamiento del cadáver y su posterior identificación.
Para más información pueden establecer contacto con el Gabinete de Prensa de la Guardia Civil en el teléfono 915146010.
Otras noticias :MANUEL CORAO: Venezuela en pedazos 
Imágenes del presidente venezolano, Hugo Chávez, protegidas con plástico, se venden en una calle de Caracas. El gobierno anunció que el mandatario se encontraba en un hospital de la capital, bajo tratamiento médico. Ariana Cubillos / AP

Nadie duda que en Venezuela exista una grave crisis de gobernabilidad. Pero en realidad, ese término es usado indebidamente en virtud de la costumbre fonética al referirnos a lo que hoy acontece en el país. En la patria distante no hay gobierno ni compromiso alguno con el pueblo; desaparece el liderazgo social. Para Hugo Chávez, los Castro, Maduro y su combo solo somos un grupo a quienes odiar y otro conjunto someter.
A esta circunstancia de conducción y adversidad política debemos sumarle el derrotero económico caracterizado por una severa devaluación del 32% del signo monetario, BsF, escasez de productos básicos a precios regulados y la corrupción que a decir de informes desaparece mas allá de nuestras fronteras el 40% de las divisas presupuestadas para el uso de corporaciones del estado encargadas de la importación de bienes esenciales, con la consecuente hambruna. La ausencia de puestos permanentes para trabajos como derivación en las expropiaciones de sociedades eficientes en manos del sector privado sin honrar el compromiso, para convertirlas en fantasmas de su pasado; como también la discriminación del natural para darle paso a ese importado y sus empresas forasteras en la adjudicación de obras públicas, nos depara un sombrío futuro.
De igual manera, la administración de justicia carece de mecanismos idóneos que permitan acelerar los actos procesales. En justicia deben dejar la libertad al inocente sin pérdida de sus convicciones y la reclusión a ese convicto respetando los derechos humanos en ambos casos. Hoy por hoy la autoridad carcelaria reconoce que solo siete de treinta recintos están en manos del estado; cuando observamos que el 98 % de los delitos cometidos no llegan ser juzgados.
Tema de análisis a destacar es la condición social del ciudadano en cuanto a la convivencia se refiere. Los venezolanos sufren por iniquidad de responsable legal la acción generalizada del hampa. En el primer semestre del pasado año 2012 las estadísticas arrojaron en Venezuela 52 muertos por día, lo cual lleva a un total nacional de 9,510 homicidios entre enero y junio.
En reiteradas oportunidades me negaba a reconocer que los venezolano como hijos de esta tierra que nos vio nacer valemos poco para el gobierno de Chávez, pero al ver las preferencias que el mandador siente por otras naciones a las cuales otorga privilegios que niega al nacional, no me queda más que ratificar mi convencimiento que nos encontramos ante una fuerza invasora cuyo representante es el hoy estropeado mandatario sometido a los vaivenes de su quebradiza salud. Basta para saber que ello es así observar el lenguaje escrito que sobre las áreas operativas en obra grafican. El idioma no es local; es ajeno; muy distante del Mercosur. Las posiciones profesionales y por ende de buenos salarios las disfrutan los oriundos de su estado de origen. Solo los trabajos del nivel inferior se lo adjudican a los criollos bajo contrataciones que ninguna estabilidad garantizan durante el desempeño de la ejecución. Como muestra las constantes reclamaciones públicas que deben llevar adelante los trabajadores calificados de eventuales para el reconocimiento de sus derechos laborales y prerrogativas que de tal relación se desprenden.
De igual manera, la administración de justicia carece de mecanismos idóneos que permitan acelerar los actos procesales. En justicia deben dejar la libertad al inocente sin pérdida de sus convicciones y la reclusión a ese convicto respetando los derechos humanos en ambos casos. Hoy por hoy la autoridad carcelaria reconoce que solo siete de treinta recintos están en manos del estado; cuando observamos que el 98 % de los delitos cometidos no llegan ser juzgados.

Venezuela en pedazos http://www.siseguridad.es